URRACA.com |
ELECCIONES DIRECTAS YA  /  JAUME ALCAÑIZ MARGARIT  / 07-11-2014
Creo que ha llegado el momento de que los grandes partidos políticos de España se pongan de una vez las pilas y comiencen a trabajar por y para el país y dejen de mirarse y enseñarnos el ombligo porque ya lo tenemos muy visto y cada día nos gusta menos.
Todos se extrañan de que un partido que acaba de llegar de la calle, cuatro chicos que se entretenían fumando porros en la universidad y asistiendo a todas las manifestaciones de los anti-sistema, sea hoy el preferido por los electores.
No es que la gente vea a Podemos como la solución a los problemas de España. Ni mucho menos. El problema es que el elector se ha quedado sin referente y se siente engañado por su partido de siempre porque los chorizos han crecido como las setas y nadie ha hecho nada hasta que las setas han cubierto todo el tejido nacional.
Ya no me vale aquello de que un político corrupto no supone que el partido sea corrupto. Pues mire usted, si que lo es, porque yo he votado a ese partido con todo lo que hay dentro ya que no me daban otra opción. Cuando un ciudadano vota al PP, al PSOE, a CIU, IU o cualquier otra formación, vota sin saberlo a todos los chorizos que hay dentro, no solamente a los cabeza de lista.
En esas listas, formadas por ellos mismos, meten todo lo que cabe e incluso a veces lo que no cabe ni existe porque ponen nombres esperando que nunca lleguen a salir elegidos.
Lo de Podemos parece que cada vez asusta menos a los votantes pero "acongoja", (entiéndase el verbo bien pronunciado), a los líderes políticos por razones bien diferentes.
Asusta menos a los votantes porque quizás entienden que una época de mano dura como Venezuela o Cuba no estaría mal para limpiar el país de tanto indeseable que se ha colado en la política y la ha denigrado hasta el punto de que nadie cree en ella como solución.
Acongoja a los viejos políticos porque saben que se les puede acabar el chollo y uno tras otro tendrán que seguir el camino de los mangantes, chorizos y ladrones que están en las cárceles o van camino de ellas.
Antes de que sea muy tarde y estemos en manos de los chicos de la coleta, yo recomendaría sobre todo a PP y PSOE, que de una vez por todas pongan las cartas boca arriba, limpien sus formaciones sin miedo, dejen de tirarse los tratos a la cabeza porque lo que en realidad se están tirando es su propia basura y se pongan a trabajar honestamente.
Hay muchas cosas que pueden hacer antes de dejar que el país se hunda y deben hacerlo.
Deben cambiar la ley electoral. Una persona siempre debe ser un voto viva donde viva. Una persona debe tener la posibilidad de elegir a un presidente con su voto. Una persona debe tener la opción de votar a sus diputados, no a los que una formación política le imponga.
Los partidos, sindicatos, fundaciones y deben dejar de ser un lastre para el pueblo. Si quieren seguir con sus organizaciones que hagan bien las cosas y así conseguirán que sus afiliados paguen las cuotas suficientes para poder mantenerlas. No puede ser que todos los dirigentes de semejantes pozos de subvención vivan como viven, sin pegar un palo al agua en toda su vida y haciéndose millonarios con los impuestos de los ciudadanos que con dificultad llegan a final de mes con los sueldos de miseria que se cobran, ya avanzado el siglo XXI.
Ya hemos llegado al final del camino y la manada de chorizos no puede continuar caminando junto a los ciudadanos porque lo que ahora debe seguirse es una senda estrecha por la que sólo se puede pasar de uno en uno para poder ver la transparencia.
Los ciudadanos deben decidir con su voto quienes gobiernan y no los partidos políticos.
Una persona vale un voto viva donde viva.