URRACA.com |
LOS FAVORES SE DEVUELVEN  /  XAVIER GARCÍA ANGLESOL  /  28-08-2014
Un persona muy influyente en el mundo financiero y con ramificaciones importantes en el mundo de la política, de quien tengo prohibido decir su nombre y dar pistas que pudieran llevar a sospechar de él, me cuenta la siguiente historia que bien pudiera ser cierta.
Cuando Jordi Pujol quebró la Banca Catalana, preocupado porque su carrera política se iba por la cloaca, llamó a la Casa Real pidiendo ayuda para salir de atolladero en el que se había metido. Su majestad Juan Carlos I se puso en contacto con Adolfo Suárez y le habló en los siguientes términos, siempre según versión de mi informador.
Adolfo, Jordi Pujol necesita ayuda y como gran estadista español que es, quiero que le ayudes a salir adelante porque es el hombre que pude mantener callado al independentismo catalán.
Adolfo Suárez llamó a Jordi Pujol y le hizo la siguiente oferta:
Aquí tienes estos millones para salvar Banca Catalana o el Cupo tipo Vasco para Cataluña.
Jordi Pujol eligió los Millones. Luego todos sabemos como acabó el caso Banca Catalana.
Cuando Artur Mas, apoyado por Convergencia Democrática y llevado en volandas por la ANC y ERC ha elevado el listón de la independencia hasta los límites que todos conocemos, muerto Adolfo Suárez, Juan Carlos I tomó la decisión de dimitir y apartarse del mundo de la política no sin antes informar debidamente a Felipe VI del tema Banca Catalana y de donde venían los millones que la familia Pujol tenía en Andorra y Suiza.
Felipe VI, quien según me cuentan tiene su propio carácter a la hora de negociar, llamó por teléfono a Jordi Pujol y le dijo:  Jordi, en su momento la Corona te hizo un gran favor y ha llegado el momento de que lo devuelvas. Tienes que hacer descarrilar el tren de la independencia o todos sabrán que elegiste salvar tus negocios privados antes que cerrar un buen acuerdo económico para Cataluña.
Es por eso que Jordi Pujol declaró las cuentas en bancos extranjeros y que procedían de una herencia que ni su propia hermana conocía.
Yo no sé si las votaciones del 9-N se celebrarán o no se celebrarán pero nadie duda de que el referéndum y el independentismo han sufrido un duro golpe que puede agravarse si el President continua en su empecinamiento de sacar la urnas para votar ya que el expediente que la UDEF tiene preparado sobre su etapa al frente de la consellería de fomento es demoledor.
Así me lo han contado y así lo escribo. Puede que sea verdad o puede que sea una invención pero todo parece encajar.  Los favores tarde o temprano se han de devolver.