URRACA.com |
PÁJARA EN LA SELECCION ESPAÑOLA  /  EDITORIAL  /  14-06-2014
Vaya por delante que mi primer equipo como aficionado es el Real Madrid, mi segundo equipo es la Real Sociedad y mi tercer equipo es el Barcelona. Justo por ese orden.
No creo necesario decir que la Selección Española es mi selección y que he vibrado, vibro y espero seguir vibrando con su juego y sus triunfos.
Que conste igualmente que soy un forofo del Iker Casilas al que he considerado durante años, y sigo considerando, uno de los mejores porteros del mundo de todos los tiempos.
Pero una vez dicho esto, quiero analizar a la Selección Española que jugó el primer partido del mundial de Brasil.
Empezando por Iker Casillas.
Como es posible que sea titularísimo con los ojos cerrados de todo el cuerpo técnico de la selección cuando en su propio equipo lleva dos años siendo suplente de un portero sin la más mínima opción de ser seleccionable?. Esto no sugiere ninguna reflexión al Sr. Del Bosque y compañía?. Ummmmmm !!!!!
Continuamos con los jugadores del Barcelona.
Estos chicos han acabado la temporada con el ánimo por los suelos por los malos resultados que han obtenido en la Copa, en la Liga y en la Champions. Aunque yo no lo veo así, mucha gente piensa que ha sido un total fracaso. Un total fracaso afecta muchísimo a cualquier jugador por muy bien amueblada que tenga la cabeza y más aún cuando vienen de ganar todo en lo que habían participado. Ningún título se les escapó durante años.
Pues con todos estos antecedente de ánimo, ayer la Selección Española acabó el partido con Iker Casillas en la portería y siete jugadores del Barcelona en el campo. Todo un alarde de animosidad y empuje.
Los jugadores del Atlético de Madrid, campeones de liga a lo grande, sentados en el banquillo junto al  cuerpo técnico para que tomasen nota de cómo se dirige a un equipo bostezando.
Finalizamos con el cuerpo técnico.
Un cuerpo técnico, que como ya hemos visto en otras ocasiones, cuando se complica el partido se quedan sesteando en el banquillo sin saber qué hacer y si deciden hacer algo es para empeorar lo que había.
Quitan a Xabi, que no lo estaba haciendo peor que los demás y venía con la moral alta por ser campeón de Champions, y meten a Pedrito que se va del Barça porque no juega ni con medio equipo lesionado.
Quitan a Costa, que por cierto llegaba después de dos meses arrastrando lesiones en su equipo, y meten a Torres que marca un gol cada 25 partidos y que aún vive del gol de la final de la primera eurocopa de esta selección.  Sólo les faltó cambiar la portería por una tortilla de patata para que los delanteros de la Selección Holandesa se tomasen un pincho entre gol y gol.
Si los entrenadores son psicólogos, como se suele decir muy frecuentemente, a Del Bosque y compañía les faltan unas cuantas clases básicas.
En el fútbol como en la política, los titulares han de morir en su puesto. Prohibido renovarse.